miércoles, 26 de mayo de 2010


Esta vez Vogue España ha querido rendir homenaje a Monsieur Dior y a los elementos más emblemáticos de su colección. Desde la pata de gallo, que nació en 1938 con un vestido con este grafismo, hasta el medallón ovalado del siglo XVIII que tantos estuches de belleza de la firma ha inspirado, pasando por la famosa rejilla bautizada como cannage y las flores, un referente constante en todas sus colecciones. Lo ha hecho en su número de junio, con cuatro maquillajes que reinterpretan la esencia del mítico creador de la mano de Junior Cerdeño, make-up artist de la firma.



Desde que en 1938 Christian Dior diseñara su primer vestido con este grafismo, la pata de gallo fue un motivo recurrente de su moda. De hecho, en 1950 se reeditó el frasco del perfume Miss Dior grabando la pata de gallo en el cristal y plasmándola en el estuche.





El óvalo ha sido otra de los leitmotiv demonsieur. Fue en 1946 cuando decidió instalar su casa de Costura en la Av.Montaigne y buscó la inspiración para la decoración en un medallón del siglo XVIII. Desde entonces se integró en el universo Dior. Junio Cerdeño recrea con este look este elemento.





Las flores fueron la gran afición de Christian Dior. Siempre soñó con sublimar a la mujer inspirándose en las flores.

No hay comentarios: